siempreflorido

Por Bari y los trulli de Alberobello, fuera de vía

In Arquitectura, Low cost, Turismo urbano on 1 febrero, 2011 at 18:14

Nunca habría conocido Alberobello, ni Bari, de la que dista unos cincuenta kilómetros, si no fuera porque tenía que coger un ferry en esta última al día siguiente de la llegada a la ciudad con Ryanair desde Valencia -es la conexión más económica para muchos destinos en los Balcanes y Grecia-.

Los destinos son ahora más que nunca objetivos. Londres es más Londres, Roma más Ciudad Eterna, e incluso Nueva York es más Gran Manzana, pese a que hasta hace pocos años el salto del charco era insalvable para muchos. Ahora uno pone la bala del viaje en la recámara y la dispara sin escalas y sin contemplaciones al sitio deseado. Sin embargo, la generalización de los vuelos de bajo coste está teniendo, al menos para mis planificaciones, una consecuencia inesperada: que nos descubre de nuevo las ciudades de paso o aquellas del turismo de autoconsumo, borradas del mapa por la abstracción del viaje aéreo.

Entre tanto, se aprovecha y se da una vuelta por los alrededores y se descubre, por ejemplo, un viaje en tren cercanías* de una hora y veinte, aproximadamente,  cercado por algunos de los campos de olivos más antiguos del Mediterráneo, la tierra oscura y fértil que fue griega y mucho más tarde aragonesa, y cerezos y casas de campo. Se baja uno a mitad de camino y descubre que bajo esos olivos hay uno de los mayores complejos espeleológicos de Europa, las Grutas de Castellana. Pendiente de los horarios, porque no todos los trenes paran en Grotte di Castellana -no confundir con Castellana Grotte-, se espera de nuevo el tren, mientras se disfruta de las celosías que los troncos de algunos aceitunos han formado con el tiempo. Al final, llegamos a Alberobello, donde la evidente turistización y la cierta artificialidad dejan todavía admirarse ante la sofisticación que a veces alcanza la arquitectura popular. Es el pueblo de los 'trulli', un tipo de vivienda cónica construida en piedra seca y rematada con agujas. En realidad, se trata de la estilización de un refugio campesino, trasladado al entorno urbano ante los impuestos que tenían que pagar otro tipo de construcciones permanentes. Hoy son Patrimonio de la Humanidad, y a un manchego no pueden dejar de recordarle a los bombos, chozos o cucos de la llanura, salvo por los símbolos místicos con que suelen decorarse sus cúpulas al exterior.

* Para coger el tren a Alberobello desde Bari Centro, hay que atravesar el pasaje subterráneo de la estación hasta las últimas vías, donde puede adquirirse el billete en la caseta que hay en el mismo andén.

DESCARGA AQUÍ LOS HORARIOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: