siempreflorido

La Escocia de los españoles perdidos

In Naturaleza, Slow travel, Viaje lento on 27 noviembre, 2017 at 13:01

Si efectivamente es de un español el espíritu que habita Eilean Donan, el castillo más fotografiado de Escocia, no se debe sentir solo estos días, aunque si algo extrañado por la pérdida de sonoridad y protocolo del castellano antiguo. Hace ya unos muchos otoños que me marché y volví de trabajar de aquellas tierras (altas), en uno de esos periodos de ingravidez personal y profesional que ahora son la norma de la vida emancipada de cientos de miles de jóvenes españoles.

Eilean Donan Castle

ENTRA AQUÍ PARA CONOCER LA LEYENDA HISPANA EN ESCOCIA

*NOTA: Las pocas fotos que guardo de aquellos meses fueron tomadas con cámaras de usar y tirar, lo que, al cabo de un poco tiempo, les ha dado cierto lustre atemporal. Por eso las incluyo.

Las Highlands escocesas están plagadas de historias, muchas veces familiares, que hacen referencia a la presencia española en la zona. Se habla de los escoceses negros, los black scots, de pelo, ojos y tez morena y complexión más recogida, de los que se dice que son descendientes de marineros españoles que sobrevivieron al desastre de la Armada Invencible. Esto, aunque improbable, más que de la genética nos habla de las fascinación escocesa por lo hispano, forjada al mismo tiempo que su épica de pueblo aislado e indomable contra los ingleses, cuando contaron en más de una ocasión con la ayuda española.

En Eilean Donan, el castillo de los castillos escoceses, reconocible en pelis dispares como ‘Los Inmortales’, ‘Elisabeth’ o ‘007. El mundo no es suficiente’, unos 40 españoles resistieron en 1719 un bombardeo a cañonazos desde el lago, mientras esperaban unos refuerzos que nunca llegarían. Al final tuvieron que rendirse y entregarse, junto a los 350 barriles de pólvora y 50 de munición que tenían con ellos.

Fue el último intento español por recuperar la primacía en los mares, que ya era cosa de los británicos, imponiendo un rey amigo y católico que contaba con las simpatías de los escoceses. Ya se ve que la cosa no salió muy bien. A los del castillo siguieron otros 274 que se enfrentaron en tierra firme, en los preciosos valles del lago Shield, a los que tampoco les valió de nada contar nada menos que con la ayuda del héroe nacional, Rob Roy. Cuenta la memoria colectiva que los highlanders, conocedores de las trampas del terreno escocés, se desvanecieron en la niebla cuando las cosas se pusieron difíciles y dejaron a los españoles con sus uniformes de colores a merced del inglés. Eso si, dejaron su nombre en el paso entre montañas que cruzaron y en el pico en el que se pertrecharon (Spaniards Peak, Spaniards Pass), antes de ir presos al castillo de Edimburgo con sus compañeros de Eilean Donan, hasta que la Corona española pagó su liberación.

El caso es que esa épica se adapta como anillo al dedo con el paisaje. Un terreno deshabitado y grandioso de lagos, valles y pantanos, pero también desolado, porque es el resultado de una catástrofe ecológica, de la deforestación sistemática de uno de los bosques más impresionante de Europa, el bosque caledonio, fundamentalmente para madera para el Imperio y para ganar pastos. Hoy queda solo el 1% de lo que fue una gigantesca masa forestal de pinos silvestres, abedules, hayas, avellanos, robles, acebos, sauces, enebros, alisos, fresnos y olmos de montaña, entre otros árboles, que dan cobijo al lince europeo, al urogallo y al gallo lira, principales especies amenazadas.

Sin embargo, el desastre ha dado lugar a panorámicas conmovedoras, como el páramo de Rannoch, 130 km² de pequeñas lagunas y pantanales que fueron siempre la trampa natural para las tropas inglesas. Construir la línea de ferrocarril que lo atraviesa fue una proeza por lo inestable del terreno, pero hoy nos ha dejado la estación de tren-restaurante (Corrour) y el albergue (Loch Ossian) más aislados y a más altura del Reino Unido. Si buscas la experiencia de la soledad en una naturaleza salvaje, sin salir de Europa, este es el sitio, a solo tres horas de Glasgow.

 

El recorrido por lo mejor de las Highlands debe continuar hacia Fort William, el mayor núcleo de población de la zona, bien en tren o, mejor aún, por carretera para atravesar otro de los telúricos escenarios escoceses: Glen Coe, un grandioso valle glaciar que esconde la caldera de un supervolcán extinto y la historia de una masacre. Desde Fort William, podemos cambiarnos al Jacobita, un tren de vapor que cruza por medio este Geoparque de Lochaber y pasa por algunos de sus lugares más conocidos: el viaducto que atraviesa Glenfinnan (véase Harry Potter) o las arenas blancas de las playas de Morar, a las que también se puede llegar a pie desde Mallaig, el punto final del viaje antes de embarcarse en el ferry hacia la Isla de Skye.

Skye, salvando la suave meteorología que permiten las caricias marinas de la corriente cálida del Golfo, podría confundirse con Islandia en muchas de sus postales, porque los vientos, el agua y el mar  han desnudado su sustrato volcánico. La isla alterna lugares bucólicos de perfiles suaves como las Pozas de las Hadas (Fairy Pools) y las colinas de Quiraing, con escenarios dramáticos como la cordillera Cuillin, las agujas de roca de Storr o los acantilados de Kilt Rock.

Un periplo así tiene que regresar por la carretera, cruzando el puente sobre el Atlántico que une Skye con Kyle of Lochalsh, y presentar finalmente los respetos al espectro español de Eilean Donan. O senderear por los últimos bosques vírgenes escoceses de los Cairngorms o los Trossachs, o embriagarse de buena la buena cerveza y el aroma dulzón de las chimeneas de turba en Edimburgo, o ahora o en otra ocasión.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: